GO UP

El Comillas Glee Club representó con un resonante éxito de público el musical Cabaret

El Comillas Glee Club, el taller de teatro musical de nuestra Universidad, representó con enorme éxito el musical Cabaret en dos funciones, el sábado y domingo pasados, en el auditorio del Colegio Mayor Elías Ahúja. El público, que llenaba por completo el aforo permitido, ovacionó a los intérpretes al término de muchos de los números y, de forma clamorosa y en pie, a todo el reparto y sus directoras, Ascensión Caballero y Lola Polo, al final de la obra.

La obra, toda ella en inglés, con diálogos y números musicales, se desarrolla a lo largo de casi tres horas en dos actos, con un total de 17 escenas, y estuvo interpretada casi enteramente por estudiantes de Comillas en un elenco mayoritariamente femenino.

Cabaret se basa originalmente en los relatos del escritor inglés Christopher Isherwood ambientados en el Berlín de los primeros años 30, antes de la llegada de los nazis al poder, en una Alemania, la de la República de Weimar, convulsa por la ruina económica, la sordidez de la supervivencia cotidiana, los enfrentamientos políticos violentos, el creciente antisemitismo y el ominoso ascenso del hitlerismo. La acción tiene lugar en una pensión berlinesa y a la vez en un cabaret conocido como el Kit Kat Club.

La obra de Isherwood tuvo diversas adaptaciones teatrales y cinematográfica, que culminaron en la comedia musical estrenada en 1966, con música de John Kander, letras de Fred Ebb y libreto de Joe Masteroff, y que ha tenido representaciones en todo el mundo. Más conocida es todavía la versión cinematográfica de Bob Fosse, de 1972, con Liza Minnelli, Michael York y Joel Grey, que obtuvo un Oscar por su interpretación del Maestro de Ceremonias.

El Cabaret del Comillas Glee Club sigue las pautas del musical, más completo, lo que permite apreciar las diferencias de argumento y personajes. Las directoras del Glee Club, Ascen Caballero y Lola Polo, plantearon además la representación como “nuestro pequeño y humilde homenaje a todas las víctimas del Holocausto”.

En la obra, con soluciones de atrezo y vestuario sencillas y muy eficaces, destacan el  aplomo escénico de actrices y actores, su saber estar sobre las tablas, la destreza para reproducir acentos e inflexiones idiomáticas (alemán, inglés norteamericano, inglés con pronunciación alemana), la belleza y el timbre de las voces, y la conjunción de canto y danza, sobre todo del cuerpo de baile del Kit Kat Club. Todo ello con una altura artística y profesional que impresionó repetidamente al público.

El Glee Club acumula una experiencia más que notable desde hace años, y Cabaret, que no pudo estrenarse el curso pasado debido a la pandemia, se suma a varios musicales llevados a escena por el grupo, como ha sido el caso de Chicago, Mamma Mia, Grease y The Addams Family.

X